"La edad de la madurez"

A raíz del artículo publicado en esta revista, concretamente en la Revista de ASEM nº 65, por Mª José, de ASEMPA con el título “¿Y ahora qué?” donde expone la reflexión de que hacer con la educación/formación de una persona con diversidad funcional degenerativa cuando llega a la mayoría de edad.

Yo me atrevería a ir un poco más allá planteando lo siguiente:¿Y cuando la persona ha logrado superar, mal que bien, esa etapa y llega a la edad de madurez (dijéramos 50 más o menos)? ¿qué pasa entonces con su vida? ¿cómo acomete lo que le quede de vida? con los cuidados que requiere este tipo de enfermedades, que por ser degenerativas ya serán más que considerables ¿qué hacer? . Si en los centros educacionales especializados, como muy bien dice en su artículo Mª José, se crean guetos, imaginad los centros residenciales que ni siquiera son especializados (puedo decirlo con conocimiento de causa) Existe una ley de Dependencia desde hace unos cuantos años pero solo sobre el papel, todo el mundo sabe que no se aplica en la realidad cotidiana de las personas que realmente la necesitan

. Es cierto que en algunas ciudades (Madrid, Barcelona…) con mucha lucha reivindicativa detrás se ha conseguido que algunas pocas personas puedan beneficiarse de esta ley, sin embargo la gran mayoría y sobre todo la gran mayoría de quienes más la necesitamos estamos recibiendo una limosna económica de las administraciones. Con lo que se lavan las manos y nos dejan al cuidado de nuestros familiares. En muchísimos casos, entre los que me incluyo, los únicos familiares que tiene el afectado son su progenitores, y si la persona con diversidad funcional tiene sobre los 50 años ¿cuántos años tendrán sus familiares?

El día a día se hace muy cuesta arriba a estas alturas de la película y en los entornos rurales me atrevería a decir que mucho más. Nadie da soluciones, mucho menos en los tiempos que corren, donde a todos se les llena la boca con las palabras “crisis internacional” y “austeridad”, dichas desde sus lujosas mansiones o desde su lugar favorito de veraneo. En fin, no pretendo reivindicar nada, tan solo expreso mi reflexión quizás un poco desde la desesperación de alguien que ve como después de superar los retos de la vida con una diversidad funcional AME tipo II durante casi medio siglo, ve con impotencia como se le cierran las puertas para un futuro de bienestar en sus últimos años de existencia.

Tal vez si alguien, a nivel particular, como llevan a cabo en ASPACE (asociación de parálisis cerebral) o en algún otro colectivo con necesidades de atención especial, se animara a poner en marcha una iniciativa similar; se podría dar respuesta a una necesidad social, de un gran número de personas con esta problemática, necesitadas de un sitio donde poder estar atendidos adecuadamente hasta que se cumplan sus días.

Artículo de opinión por José Martínez.
Revista de ASEM nº 66 (Octubre 2011)
facebook Fed ASEM g twitter Fed ASEM g Youtube Fed ASEM g googleplus Fed ASEM g flikr Fed ASEM g

Recibir el Boletín Informativo

Donativo Online

Donativo-Fed ASEMHaz un donativo

A través de nuestra plataforma segura

Twitter ASEM

Federacion_ASEM RT @Neuroalianza: 21 de septiembre, #DíaMundialDelAlzheimer. Seguimos luchando para seguir siendo 💪 #SigoSiendoYo 🎥 una campaña de @Alzheim
22hreplyretweetfavorite
Federacion_ASEM RT @AEPMI: Anoche el Hotel #Córdoba Center se iluminó de verde por las enfermedades mitocondriales #lightupformito #mitoawarenessweek #GWR2
22hreplyretweetfavorite

Nuestras asociaciones

Colaboradores

  • FENIN
  • Obra Social La Caixa
  • Medtronic
  • Fundación ACS
  • Fundación Española de Enfermedades Neurológicas
  • Fundación Isabel Gemio
  • Fundación ONCE
  • Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad
  • Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

ASEM es miembro

  • Neuroalianza
  • COCEMFE
  • Federación ECOM
  • EURORDIS
  • Alianza Aire
  • Alianza General de Pacientes