2017-07-Javier-ViajerosJavier es secretario de la Asociación de Enfermedades Neuromusculares de Andalucía ASENSE-A, perteneciente a Federación ASEM, vive en El Viso de Alcor, Sevilla y es un gran aventurero.

 

  -  Como bien sabemos, eres un gran viajero¿Cúal ha sido tu viaje más memorable? ¿Dónde fuiste?

Hace algunos años realicé el sueño de mi vida: Hacer un crucero. Fue con la Plataforma PREDIF y se desarrolló por el Mediterráneo. Salimos desde el puerto de Barcelona, para lo que me tuve que desplazar hasta allí en el AVE desde Sevilla. Me decidí por el tren por comodidad, puesto que en largas distancias no te encuentras problemas de acceso y puedes viajar sin bajarte de tu silla. PREDIF facilita mucho las cosas, pues lleva dos monitores/as con la organización del viaje previsto y para ayudarte en caso de necesitar algo. Hicimos escala en Villefranche (en este coqueto pueblo francés no hay puerto para grandes barcos y nos hicimos los valientes haciendo un transbordo a uno pequeñito que, no sin algún riesgo, nos llevó a tierra firme), Florencia y Pisa, Roma, Nápoles y Túnez (aquí no pudimos desembarcar debido a que el IMSERSO no tiene convenio con este país). Todas las excursiones desde el barco para visitar las ciudades fueron en autobús adaptado y el camarote también, aunque siempre surge algún contratiempo que hay que ir solventando con paciencia e imaginación y, sobre todo, no tener vergüenza alguna a la hora de solicitar ayuda.

También me gustaría mencionar un viaje a la Ribera del Loira y París gracias al encuentro internacional que organizó la AFM (Asociación Francesa de Miopatías) en 2012, fue espectacular.

Y, por último destacar, la Ruta por la Cornisa Cantábrica que organice desde casa, buscando por internet hoteles que tuviesen una habitación adaptada, que no accesible. Esto hay que asegurarlo bien antes, para luego no encontrarte sorpresas, por eso, una vez localizado el que cumple las exigencias, llamo directamente al hotel y me aseguro de las condiciones antes de reservar. Partimos desde Sevilla, en coche, hasta Oviedo. Nos recorrimos muchos pueblos de Asturias, preciosos. Luego seguimos para Santander y de allí a Bilbao, en plena Semana Grande y acabamos en el Valle del Baztán. En total fueron 12 días y más de 3.000 km., y es verdad, acabé agotado, pero con una satisfacción inexplicable.

  -  Y en todos esos viajes, ¿cómo valorarías los trayecto para usuarios de sillas de rueda? ¿Qué cosas mejorarías?

 

He hecho referencia a tres viajes distintos para comentar cuatro maneras de desplazarte: si lo haces en tu propio vehículo, ya lo conoces, pero si no lo tienes adaptado puedes alquilarlo, en internet aparecen bastantes empresas que los facilitan. En tren mi experiencia en larga distancia ya he mencionado que es muy buena y en corta también, pero en este caso hay que asegurarse que tanto la estación de partida como la de llegada sean accesibles y dispongan de personal de atención, en la web de ADIF encuentras esa información (http://www.adif.es/es_ES/infraestructuras/accesibilidad_estaciones/accesibilidad_estaciones.shtml). El barco que conozco fue genial (el Sovereing de Pullmantur), totalmente accesible y adaptado, bueno la piscina y jacuzzi no, pero también tengo noticias de que otras compañías también los tienen. El avión es otro cantar, pues tienes que deshacerte de tu silla y se la llevan a la bodega, si las maletas sufren, imaginaros la silla y luego la estrechez del pasillo y por tanto de la silla de transferencia, pero cuando hay que utilizarlo, paciencia y sonrisas.

 

"Es cierto que es más complicado, que encontramos muchos obstáculos, que los precios son más caros

 

y que en muchísimas ocasiones el miedo y la inseguridad nos embarga, pero la recompensa de poder disfrutar

 

de un minuto en lugares idílicos hace que valga la pena.

 

 

  -  ¿Y qué tal los alojamientos? ¿Sueles encontrar problemas de adaptación?

 

Alojamientos he encontrado de todo tipo y me he llevado grandes sorpresas, para mal y para bien. Desde un hotelito de cinco habitaciones y dos de ellas totalmente adaptadas, hasta un resort con cientos de ellas y ninguna accesible, aunque publicitaban que sí (tenía que ir moviendo muebles para poder pasar a la cama). Yo concretamente necesito plato de ducha y no bañera, por eso me aseguro antes llamando al establecimiento e insistiendo en que me manden fotos. También hago mucho hincapié en la altura de la cama, pues he encontrado algunas que parecían el Everest.

Nunca he podido localizar un hostal adaptado (supongo que lo habrá) por lo que he tenido que recurrir a hoteles que son más caros, pero sí estoy descubriendo últimamente que existen alojamientos rurales que, como son edificios recuperados y subvencionados tienen que cumplir con la normativa, están bien de precio y muy cómodos.

2017-07-Javier-Viajeros-2

 

- Recomendarías a otras personas con ENM que viajen? ¿Cuáles serían tus consejos para los lectores que vayan a emprender viajes?

Sin dudarlo. Es cierto que es más complicado, que encontramos muchos obstáculos, que los precios son más caros y que en muchísimas ocasiones el miedo y la inseguridad nos embarga, pero la recompensa de poder disfrutar de un minuto en lugares idílicos hace que valga la pena. Yo disfruto de todo, del recorrido, del paisaje, de la gente, de la gastronomía y hasta del cansancio cuando termino la jornada y me tiendo en la cama.

Como he descrito anteriormente hay varias maneras de viajar. Se puede contar con el programa de PREDIF o con el de Vacaciones de COCEMFE. También se puede comenzar realizando excursiones cercanas en el entorno donde se vive. Cerca de Sevilla puedo recomendar la ciudad de Carmona, o los pueblos de Setenil de las Bodegas, Villaluenga de Rosario, Grazalema, Ronda, la serranía de Huelva y un larguísimo etc. También es una experiencia muy positiva poder pasar un día haciendo un recorrido por alguna Vía Verde, que son accesibles y casi siempre cuentan con alojamiento rural adaptado. Yo conozco la de la Sierra Norte de Sevilla, la de Olvera-Coripe y El Ronquillo.

Pero después hay que ser valiente y dar un paso más. Pasar un par de días en Trujillo o el Parque de Monfragüe, por ejemplo y así hasta reunir la seguridad para pasar una semana, y luego dos, hasta que la economía aguante.

 

- Cuéntanos alguna anécdota o experiencia curiosa...

 

A veces, la expedición se convierte en una auténtica aventura, como me ocurrió en la Ciudad Encantada de Cuenca. Los miembros del organismo que rige el lugar me decían que la ruta no era accesible, pero mi mujer, Mati, y yo insistimos en que queríamos ver aunque fuese la primera piedra y tras mucho discutir nos dejaron acceder al recinto. Efectivamente, tras este primer tramo se hacía impracticable el camino para silla de ruedas, pero decidimos intentar hacerlo al contrario y armándonos de valor lo iniciamos, con alguna pequeña dificultad al principio, pero luego recorrimos más de la mitad, volviendo por el mismo lugar, así que en contra de todos los pronósticos y recomendaciones, pude disfrutar como un niño pequeño.

Esta medida de difundir en los medios de la Federación ASEM que el viajar es posible para una persona con una ENM, me parece muy acertada. También se podría hacer una base de datos que iría completando cada Asociación, con lugares y alojamientos accesibles de cada lugar y contrastados por la experiencia de los socios y socias.

 

 -  Qué crees que podemos hacer desde las asociaciones para promover el turismo inclusivo? ¿Con qué mensaje te gustaría despedir esta entrevista?

Las ENM no pueden secuestrarnos, debemos hacer lo posible para disfrutar en compañía de las personas que nos rodean, y para mí, sin duda, conocer otros lugares me hace crecer. Este año me esperan Las Merindades, en el norte de la provincia de Burgos, voy a escudriñarlas al límite y algún día de estos, seguro que cumpliré con otro gran sueño; viajar en globo.

 

 

facebook Fed ASEM g twitter Fed ASEM g Youtube Fed ASEM g googleplus Fed ASEM g flikr Fed ASEM g

Recibir el Boletín Informativo

Donativo Online

Donativo-Fed ASEMHaz un donativo

A través de nuestra plataforma segura

Twitter ASEM

Federacion_ASEM RT @Neuroalianza: 21 de septiembre, #DíaMundialDelAlzheimer. Seguimos luchando para seguir siendo 💪 #SigoSiendoYo 🎥 una campaña de @Alzheim
21hreplyretweetfavorite
Federacion_ASEM RT @AEPMI: Anoche el Hotel #Córdoba Center se iluminó de verde por las enfermedades mitocondriales #lightupformito #mitoawarenessweek #GWR2
21hreplyretweetfavorite

Nuestras asociaciones

Colaboradores

  • Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad
  • Fundación ONCE
  • Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad
  • Fundación Isabel Gemio
  • Medtronic
  • Fundación Española de Enfermedades Neurológicas
  • FENIN
  • Fundación ACS
  • Obra Social La Caixa

ASEM es miembro

  • Neuroalianza
  • Alianza General de Pacientes
  • Alianza Aire
  • EURORDIS
  • COCEMFE
  • Federación ECOM